germinados. brotes de ventajas

farsalia-germinados-5

Quizás los germinados puedan parecer una comida sosa o aburrida: nada más lejos de la realidad, todas las plantas en proceso de germinación poseen un alto poder regenerativo, su aporte nutricional es magia pura.

Una semilla ya brotada, multiplica su valor unas 20 veces, por ello una ración de germinados es una súper dosis de proteínas vegetales y vitaminas.

 Prepararlos en casa es muy fácil, y existen distintos aparatos con este fin, pero no son imprescindibles. Una bandeja o un tarro de cristal son más que suficientes.

  • Deja las semillas en remojo toda una noche, y por la mañana vacía el agua.
  • A partir de aquí, hay que enjuagarlas una vez al día, y vaciar de agua el recipiente cada vez, vigilando que no quede agua estancada (dejar el recipiente un poco inclinado te puede ayudar).
  • Las semillas habrán brotado en un par o tres de días, dependiendo de la variedad. Deja que las puntas de las hojitas se vuelvan de color verde por la acción de la luz, la clorofila también resultará beneficiosa para tu organismo. Cuando estén, las puedes aclarar y conservar en la nevera durante una semana.

farsalia-germinados-4

 

Además, producir este alimento en casa conlleva un importante detalle que lo hace más estimulante: las variedades de semillas comestibles no son pocas, así que puedes ir variando de germinados según sus sabores y probando los beneficios que causan en tu organismo:

  •  Potente anticáncer. Favorecen los procesos de desintoxicación y depuración de la sangre, fortalecen el sistema inmunitario.
  • Activan los procesos de regeneración del aparato digestivo, mejoran el funcionamiento intestinal, alivian el estreñimiento, fortalecen la flora.
  • Sus componentes antioxidantes retrasan el envejecimiento y su acción reconstituyente favorece el metabolismo. Rebajan el índice de colesterol.

 

farsalia-germinados-6

Algunas semillas curiosas y sus propiedades una vez germinadas:

Alfalfa: vitaminas; B1, B2, E, K, D, minerales: fósforo, calcio (5 veces más que la leche), magnesio, potasio, azufre, muy proteíca, ideal en procesos de anemia y osteoporosis.

Arroz integral: es rico en vitamina B, fósforo, potasio, magnesio, sodio, calcio y silicio. Ayuda a la adecuada conservación de huesos y dientes.

Berro: muy rico en vitaminas A, B1, B2, B3, D, C y minerales. Ideal para limpiezas intestinales y remineralizarse. Especialmente indicada en procesos anémicos, bronquitis, reumatismos, procesos anti-nicotina, etc.

Brócoli: vitaminas; A, B, C, E, minerales potasio, calcio, yodo, magnesio y azufre entre otros. Proteje la flora intestinal y aumentan las defensas del sistema inmunitario.

Calabaza: contienen proteínas, vitamina E, fósforo, hierro y zinc.

Garbanzo: rico en hidratos de carbono, proteínas, vitaminas C, E, minerales: hierro, calcio, magnesio, potasio. Regula el colesterol, tiene propiedades similares a la insulina, especialmente indicado en enfermedades coronarias, riego sanguíneo, cansancio mental y procesos de falta de flexibilidad muscular.

Girasol: rico en proteínas, carbohidratos, vitaminas: A, B, C, D, E, minerales; magnesio, fósforo, potasio, hierro y calcio. Ideal para deportistas, procesos de convalecencia, de gran ayuda a los dolores musculares y sistema nervioso.

Hinojo: diurético ayuda a la eliminación del agua y grasa sobrante de nuestro cuerpo.

Lenteja: existen diversos tipos de lentejas, en general contienen mucha fibra, vitaminas: A, B1, B2, B3, B12, C, E, minerales: potasio, hierro, calcio, fósforo, etc. Muy indicadas en procesos de arteriosclerosis, limpian la sangre.

Mostaza: vitaminas: A, B y C, minerales: calcio, hierro y fósforo, ayuda en procesos febriles, resfriados, dolores musculares además de limpiar la sangre.

Rúcula: muy rica en vitamina A y C, minerales: calcio, hierro, fósforo y magnesio. Abre el apetito, diurética, regenerativa y fortalece el sistema inmunitario.

Sésamo: buena fuente de fibra, proteínas, vitaminas B y E, magnesio, potasio, hierro, fósforo y calcio.

Soja verde (o judía mung): vitaminas: B1, B2, B3, B12, E, A, C, minerales: hierro, calcio, potasio, magnesio, fósforo, especialmente indicada para reducir el colesterol y limpiar la sangre.

Trigo sarraceno: vitaminas E, F, K, B, minerales: fósforo, magnesio, calcio y potasio. Rico en proteínas e hidratos de carbono. Desinfectante, abre el apetito, regula el colesterol especialmente indicado contra las anemias y el cansancio psíquico.

farsalia-germinados-7

Hace tiempo hice una publicación con los pasos para preparar una sencillísima ensalada de brotes, que resulta un limpiador del organismo implacable.

farsalia-germinados

Fuentes:

Sobre las semillas germinadas en wikipedia.

Sobre las semillas germinadas en Conasi.