Sirens of the lambs, by Banksy



Afortunados somos, el misterioso maestro Banksy ofrece de nuevo pinceladas de humanidad, en las calles, gratuitas y sin previo aviso. Esta vez fue Nueva York, capital cultural del país de la comida basura, el escenario elegido para esta performance.




Los niños lloran porque sus amigos los animales están sufriendo, ¿Que hacemos los adultos ante ciertas crueldades?


Si te gusta la carne, asegúrate de que una vez perteneció a un animal respetado, feliz, y bien tratado.
Asegúrate de que su muerte no fue violenta ni en vano.
De lo contrario, eso que comes quizás ya no sea alimento, quizás te siente mal.