Maravillas de la cúrcuma, y una sencilla receta

farsalia-curcuma-2

La cúrcuma es posiblemente una de las especias más saludables que existen en la tierra. Este ingrediente se usa muchísimo en la cocina hindú, es el colorante responsable de la tonalidad amarilla del curry.

La cúrcuma se usa en Asia desde hace más de 2500 años para tratar procesos infecciosos en general, pero a medida que se realizan más y más estudios sobre el principio activo de esta raíz, la curcumina, van saliendo a la luz muchas de sus propiedades terapéuticas: entre otras, es antibacteriana, antiparasitaria, antiséptica, diurética, fungicida, un potente antioxidante, y también un eficaz anticancerígeno: previene la aparición del cáncer (debido a su riqueza en sustancias antiinflamatorias), y lo cura, porque induce al suicidio de las células cancerosas (apoptosis). Potencia la actividad de la quimioterapia y la radioterapia, y protege los órganos de los efectos secundarios de la quimio.

Terminaríamos antes, pensando “para que NO sirve la cúrcuma”, la verdad.

La cúrcuma se puede añadir a cualquier receta, por si acaso, aquí va una muy sencilla en 3 pasos: Arroz con setas y cúrcuma.

    1. Calentar un chorrito de aceite de oliva en una sartén. Añadir un diente de ajo, y saltear las setas durante algunos minutos hasta que suelten el agua.
    2. Añadir un vaso de arroz, una cucharada de cúrcuma, y pimienta al gusto. Remover durante un minuto.
    3. Añadir dos vasos de agua. Cocer a fuego lento hasta que el agua se reduzca y el arroz esté al punto. Voilá.

 

farsalia-curcuma-1

Y un ultimo dato importante: Para favorecer la absorción de esta sustancia por nuestros intestinos, es mejor mezclarla con pimienta negra molida y aceite de oliva.

farsalia-curcuma-4

Curcuma cordata

Esta es la bellísima flor de la cúrcuma.

 

Y un par de enlaces a estudios por si interesa el tema:

Curcumin: preventive and therapeutic properties
Suppression of esophageal cancer cell growth using curcumin